Tres grandes fotógrafas de moda

Desde los comienzos de la fotografía de moda, especialmente desde principios del siglo XX en revistas como Harper’s Bazaar o Vogue, hubo mujeres fotógrafas que se destacaron a la par de sus colegas masculinos en esta disciplina que aun estaba dando sus primero pasos.

Aunque muchas veces fueran ignoradas por la historia de la fotografía al lado de los grandes nombres masculinos como Condé Nast y otros, las mujeres han ocupado un lugar central detrás de la cámara a lo largo de toda la historia de la fotografía de moda.

He aquí apenas tres ejemplos del talento femenino pertenecientes a tres épocas diferentes en el desarrollo de esta apasionante tradición.

Louise Dahl-Wolfe

Contemporánea de los primeros fotógrafos famosos del siglo XX, Louise Dahl-Wolfe fue una verdadera revolucionaria en el ámbito de la fotografía en general, y de la fotografía de moda en particular. Trabajó en Harper’s Bazaar junto al gran Alexey Brodovitch, donde se hizo famosa gracias a sus audaces composiciones, muchas veces en locaciones exteriores y remotas. Fue también una gran influencia en muchos de los fotógrafos de moda de las décadas posteriores, como Richard Avedon y otros.

Annie Leibovitz

La fotógrafa norteamericana Annie Leibovitz comenzó a llamar la atención del público internacional a través de las páginas de la mítica revista Rolling Stone, durante la década de 1970. Allí se convirtió en una de las principales responsables de la imagen de la revista, y de hecho, de documentar gran parte de la vida cultural y artística de la época. También trabajó para grandes revistas de moda como Vanity Fair y Vogue, entre otras.

Barbara Anastacio

Dentro de la nueva nueva generación de mujeres dedicadas a la fotografía de moda se encuentra Barbara Anastacio. Esta joven fotógrafa y cineasta ya ha trabajado con algunas de las grandes marcas de la moda internacional, como Burberry y Prada, además de participar en la prestigiosa serie de cortos cinematográficos Nowness.